Con la recaudación de nuestro centro, el internado de Malawi ha podido comprar libros de texto de las distintas asignaturas que estudian: Matemáticas, Química, Chichewa o Inglés, entre otros. Nos dice Chelo Martín Sanz, nuestra antigua compañera, que es el alma del proyecto y quien viaja a Malawi para ponerlo en práctica, que no nos podemos imaginar la alegría que supone para las niñas conseguir estos libros, sin los cuales no podrían estudiar. Nos gustaría agradecer de nuevo a profesores, padres y alumnos su generosa contribución para llevar a cabo esta misión. Gracias.